Corto antipiratería en IT Crowd

28 09 2008

IT Crowd es una comedia británica de situación escrita por Graham Linehan. El nombre se refiere a los departamentos de Tecnología de la información que hay en todas las empresas (por sus siglas en inglés IT: Information Technology), y Crowd que se traduciría en español como grupo o tripulación. La trama de la serie se desenvuelve alrededor del departamento de tecnología de las Industrias Reynholm.

En la temporada dos, en el episodio llamado Moss y el alemán, dos de los personajes principales van al cine y ven el siguiente corto antipiratería:

(Anti-Piracy Ad from The IT Crowd: 00:50 seg)

Traducción:

Narrador: No robarías un bolso, no robarías un auto, no robarías un bebe, no dispararías a un policía y luego le robarias el casco, no irías al baño en su casco y luego se lo enviarías a la viuda del policía, y luego lo robarías de nuevo. Descargar películas es robar, si lo haces enfrentarás las consecuencias.

Personaje: wow! Estas propagandas antipirateria se están volviendo realmente malvadas.

Este pequeño corto nos puede dar mucha risa, pero lamentablemente no dista mucho de la realidad, dentro de esa industria hay gente con la mente tan retorcida que justamente así es como nos ven.

Nos ven como unos verdaderos criminales y nos catalogan junto con rateros, secuestradores, violadores, narcotraficantes y toda la escoria de la sociedad, sin darse cuenta que los que se equivocan son ellos por no evolucionar a la par de este mundo; por no sumergirse en la vida digital y aprovecharla al máximo en lugar de verla como un enemigo a vencer. Si le sacaran todo el potencial que se puede, la industria se vería muy beneficiada, como dice Inti Acevedo:

“No soy abogado, pero las leyes del Copyright no han existido siempre, fueron parte de la evolución de algo y lo más probable es que durante un tiempo fueron necesarias. Yo no me imagino que sería del arte de la humanidad si aquellos renacentistas hubieran estado más preocupados en denunciar a Miguel Ángel porque violo los derechos de autor de su profesor, o a los Médicis cobrando un canon por la venta de mármol. Si la idea del Copyright hubiera prosperado siglos atrás, el Louvre seria una caja de zapatos.

No se crean nuevos modelos de negocios, tiene que venir Steve Jobs a salvarles el pellejo durante unos años (y aun así se quejan del iPod, de Apple y del iTunes). No son felices con la tecnología, no entienden que el mundo cambio, que sus propios hijos son parte del “Todos somos criminales”. Inventan camisas de fuerza (DRM) para la música que nunca existieron antes. Y sumando todo cual es el resultado real: TODOS ODIAMOS A LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA, e incluso aquello que moralmente podemos considerar mal, ya nos da igual por su forma tan abusiva de entender el nuevo mundo.

Ya las cosas cambiaron, lo triste del asunto es entender cuanto canon y derechos debería pagar un nuevo Louvre por hacer que la humanidad disfrute de Los Cazafantasmas y de un disco de Los Beatles (o de Los Hombres G), o cualquier obra de arte creada en un soporte tecnológico del siglo XX.

¿Cuánto infinito dinero hay que tener para que los nuevos museos digitales sean creados?”

Y lo único que queda por hacer es esperar lo peor antes de que esas industrias colapsen, ellos no se van a detener mientras les quede un peso (o un dólar) en su bolsillo, no se van a cansar de molestar al usuario final, que siempre encontrará una forma de evadir las formas ridículas de tratar al mercado y que creen que con eso estan asegurando el futuro de la industria (y el de sus bolsillos).

Yo no soy un criminal, pretenden que lo sea por violar leyes absurdas del pasado que ya no encanjan en este nuevo mundo digital. Seguiré descargando toda la música que quiera y seguiré descargando mis series de televisión favoritas para verlas antes de que su caduco y estúpido modelo de negocio me permita disfrutarlas en mi país; y lo voy a hacer sin el menor remordimiento y no me preocuparé porque esos dinosaurios de la industria me llamen criminal.

“Porque todo es mentira. No somos criminales. En realidad, al descargarte contenidos para tu propio uso no violas ninguna ley. No amenazas nada ni empobreces a nadie, más que a quienes pretender vivir del aire o del cuento. A quienes aspiran a enriquecerse durante noventa y cinco años porque un día tuvieron un soplo de inspiración que creen que les aúpa a la naturaleza de los dioses. Sus esquemas son tan profundamente incoherentes, tan faltos de lógica, que hasta ellos mismos los violan sin darse cuenta. Simplemente, no tienen sentido, hagan lo que hagan y reescriban las leyes que reescriban. Son absurdos, ridículos e inoperantes. Las nuevas generaciones lo saben, y viven completamente al margen de ellos. Se descargan y comparten las canciones de los cuarenta principales en menos tiempo del que tardan en escuchar la propia canción. Van a conciertos, van al cine, pero también se descargan y todo lo descargable sin el menor atisbo de remordimiento ni culpa. Como debe ser. Y como tarde o temprano acabará siendo.”

Enrique Dans

Anuncios

Acciones

Information

One response

19 11 2008
Evolucionar o morir « El Blog de MoyKenobi

[…] tradicionales tienen que adaptarse a este mundo digital o simplemente desaparecerán en el olvido. Otra señal de alerta para los dinosaurios de la música, que simplemente estan perdiendo su negocio por no adaptarse a los cambios de este mundo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: